miércoles, 25 de enero de 2017

La Sirena


Título original: The Siren
Autor(a): Kiera Cass
Editorial: Roca Editorial (PRH)
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Puntuación: 3/5



La lectura de este libro fue posible gracias a la colaboración de Editorial Penguin Random House.




Sinopsis:

Kahlen es una sirena, obligada a servir a Oceania atrayendo seres humanos a las acuosas tumbas con su voz, la cual es mortal para cualquier humano que la escuche. Akinli es humano. Un chico amable y guapo, él es todo lo que Kahlen jamás había soñado. Enamorarse pone a ambos en peligro... pero Kahlen no puede soportar mantenerse apartada. ¿Lo arriesgará todo para seguir los latidos de su corazón?



Reseña y comentarios:

Lo que me gusta de los libros de Cass es que son libros cortos y que dentro de sus páginas logra, de una u otra forma, atraparte...bueno, eso lo logró conmigo con los 3 primeros libros de La Selección y ahora con La Sirena...obviaré el libro 4 y 5 de La Selección porque...you know. En fin, me pasó con La Selección y ahora me pasó con éste libro, que ya llevaba dos páginas y ya quería saber mas, quería saberlo ¡todo!

El libro comienza con Kahlen, nuestra protagonista, arriba de un barco, tipo crucero por lo que puedo imaginar, atrapados en una tormenta, y a medida que ésta está en proceso Kahlen y su familia, en el camarote, comienzan a escuchar una canción que de una u otra forma los hace entrar como en un trance, a excepción de nuestra protagonista porque ella estaba mareada y tenía las manos en los oídos en ese momento. La cosa es que en cubierta, la gente está lanzándose hacia el mar, muriendo claramente, y en eso Kahlen ruega que no quiere morir, y el mar le responde y le dice que puede vivir, pero que tiene que dejar ir a su familia, a lo que ella responde “Pero mi mamá está allá” el mar (Oceanía en el libro) le responde que si quiere puede volver con su madre, pero que va a morir, y nuestra protagonista lo piensa, si es que podemos considerarlo así, y decide quedarse, abandonando a su madre, padre y hermanos a morir en el naufragio... Si, sé que dije que el libro me había atrapado ¡y lo hizo! Hasta ese punto en el que quedé como ¿AH? Les juro que hasta este minuto no me cabe en la cabeza cómo pudo escoger dejar a su familia morir, sin mayor fundamento, miramientos, o justificaciones; sé que saber que vas a morir no es fácil, pero siento que fue una decisión muy simple, sobretodo si mas adelante dirá que aun guarda un pasador de cabello porque le recuerda a su madre, que era feliz con su familia, que todos la querían mucho...me es un poco contradictorio.

Aún así seguí leyendo el libro porque la premisa general es bastante
interesante: Oceanía que alimenta la tierra a través de sus productos, necesita a su vez alimentarse, y lo hace por medio de desastres aveces naturales como tsunamis, tormentas, naufragios, etc. Sin embargo, cuando no ocurren estos desastres Oceanía llama a sus Sirenas para que canten y hagan a un barco naufragar...y si lo están dudando, se los confirmo, sí Oceanía se alimenta de humanos.

En el minuto en que Kahlen decide vivir se convierte en Sirena y desde ese minuto debe servir y acudir al llamado de Oceanía por 100 años sin hablar con la gente, pues eso provocaba que la gente se lanzara al mar y ponían en peligro el secreto de su existencia. No necesitaban comer ni dormir, aún cuando podían seguir haciéndolo, y cada vez que entraban al mar, Oceanía les proveía hermosos vestidos. 


Y, con esto claro, nos saltamos 80 años de la vida de Sirena de Kahlen, por lo que el libro transcurre en el proceso en que a ella sólo le quedan 20 años de servicio a Oceanía. Y Kahlen ha cumplido su labor de una forma excelente, aun con algunos reparos, porque no soporta saber que por su culpa mueren tantas personas, hecho que aveces hasta la obsesiona un poco, pero a pesar de eso, ha sido una fiel servidora de Oceania...hasta que se enamora.
Y esto es lo que se ganó mis 3 estrellas a este libro, aparte de la premisa central que es muy interesante, la historia de Kahlen y Akinli. Akinli es un personaje muy adorable, que saca a flote nuevas perspectivas de nuestra protagonista y juntos son bellos, inocentes, comunicativos, esperanzadores, me encantaron. Y el drama de fondo entre ellos y Oceanía le da un toque especial a la historia completa, aún cuando en un punto ya sabías para donde iba la trama, lo querías ir leyendo igual y sorprendiéndote con las cosas que pasaban, y aún cuando la historia es fantasía, encuentro que el final es bastante “realista” dentro de lo posible, claro.

Creo que La Sirena tiene una premisa muy interesante, aún cuando hay partes de la historia que requieren mucho más trasfondo o algunas explicaciones quizás un poco más fundamentadas. Es uno de los pocos libros donde le tomé un cariño especial a cada uno de los personajes, aunque aveces quería zamarrear a Oceanía... Es un libro simple, que disfruté sobretodo cuando ya se estaban dando los desenlaces, sufrí y reí con la protagonista, me enternecí con Akinli y las historias de las otras Sirenas; se ve plasmado el toque de Cass, pero hubieron detalles en que faltó descripción, y creo que también es parte de su toque el dejar los epílogos muy cortos, siento que me faltó un capítulo más quizás, desde el desenlace, pero el final me dejó tranquilo el corazón, a pesar de todo.

 Lorena Fernanda