martes, 24 de septiembre de 2013

Sirenas, canción de cuna.


La lectura de éste libro se realizó gracias a la colaboración de Editorial Planeta.

Segundo de saga.

Autora: Amanda Hocking, escritora estadounidense, que basa sus novelas en romance paranormal para jóvenes adultos.

Antes de comenzar quiero aclarar que como ésta reseña es del segundo libro de sirenas, no podré sinopsis, dado que ésta puede arruinar la lectura, por tanto pasaré directo a la reseña.

Sirenas, canción de cuna es la segunda parte de Sirenas, canción de mar, y básicamente trata de la vida de Gemma, nuestra protaginista, después de haberse convertido en sirena en el primer libro. En esta segunda parte, sin embargo, tienen más protagonismo su hermana Harper y Alex, novio de Gemma, dado que su finalidad en éste libro es hacer que Gemma vuelva a casa. El cómo lo van a lograr y si es que lo logran queda para su lectura personal (muajaja qué mala soy).

También en éste libro conocemos un poco más a Daniel, que ya aparecía en el primer libro pero que no tenía mayor protagonismo, aunque uno ya comienza a ver en qué terminará su presencia en la historia. Por lo mismo en este libro ya forma parte central de la historia, siempre del lado de Harper.


Lo más interesante de éste libro, es que se conoce mucho más a fondo la vida de las sirenas, sus poderes, sus virtudes y sus defectos, que aparentemente son más, y qué deben hacer para sobrevivir en el mundo humano. Todo esto se descubre por medio de Gemma, que está experimentando todo esto por primera vez. De la misma forma en esta segunda parte logramos conocer un poco a más a las sirenas que viven con Gemma: Penn, Thea y Lexi.

Crítica

Wooow! Es lo primero que diré. Siento que éste libro superó mucho mis expectativas en comparación al primer libro. Sirenas, canción de mar, era bueno, te introducía a la historia y tenía lo suyo. Sin embargo, Sirenas, canción de cuna, es muuuuuuuucho mejor, porque tiene mucha más acción que el primero. En la reseña anterior destaqué que las descripciones que hacía la autora eran muy buenas, y en esta reseña sigo destacando lo mismo. Dado que hay más acción que en el primer libro, y que nos adentramos más en el mundo y la vida de las sirenas, todas las descripciones son más detalladas, y a mi parecer, están muy bien hechas.

En esta segunda parte, ya no sólo vemos la parte bonita de las sirenas, con su belleza inigualable y su canto “aturdidor”, en éste libro conocemos su lado oscuro, sus miedos, sus fortalezas, lamentablemente, aún no conocemos sus debilidades. Pero si ya en el primer libro nos encierra la historia de los cambios que va teniendo Gemma, ya en ésta historia comienzan las interrogantes más fuertes, cómo superar los obstáculos que se le van imponiendo a Gemma, y que no sólo la afectan a ella, sino también a todo los que ella más quiere. En especial, hablemos de Alex, que Gemma lo adora y que lamentablemente tendrá que sacrificar ese amor ¿cómo? Lo dejo para que lo revelen ustedes.

Quiero hacer una pequeña mención a un personaje secundario, casi terciario en la historia, que se llama Marcy y es la compañera bibliotecaria de Harper en el pueblo de Capri. Marcy es un personaje que a pesar de no tener un papel muy importante en la trama en sí, llena de vida la historia, porque es un personaje muy gracioso y lleno de humor. Además en éste libro, especialmente, deja notar que es una buena amiga, aún cuando Harper sólo la veía como compañera de trabajo. Así que si el libro ya era mejor que el primero (lo cual no significa que el primero sea malo) Marcy le da puntos más jajaja.

Les dejo una pequeña cita de Marcy:

"Claro, todo es posible. Salvo que un Tiranosaurio Rex haga flexiones de brazos. Eso seguro que no va a pasar".

Sigan revelando mundos!

Lorena Fernanda.

No olviden suscribirse al blog y dar me gusta a nuestro Facebook.