sábado, 22 de febrero de 2014

Ese instante de felicidad


Título original: Quell'attimo di felicità.
Autor: Federico Moccia. Italia.
Editorial: Planeta.
A la venta en Chile: Sí.
Mi puntuación: 2.5 / 5.

La lectura de este libro fue posible gracias a la colaboración de Editorial Planeta.

Necesito desesperadamente un sueño, porque sin un sueño no se va a ninguna parte”


Ese instante de felicidad es un libro muy al estilo sentimental de Moccia. Nuestro protagonista se llama Nicco y vive Roma, hace poco tiempo falleció su padre y su novia acaba de terminar con el, sin ninguna explicación, sólo se marcho con un “lo siento”. Desde ahí comienza la historia de Nicco, con su cotidiana vida, sus trabajos y sus amistades, los errores que comete y las dudas que se le van presentando. A lo largo de la historia hay un ir y venir de pensamientos y reflexiones del protagonista. Se pregunta por el sentido de la vida, por las cosas importantes que uno pierde y cuanto las extraña. Y por sobretodo se cuestiona por que su novia lo ha dejado. Así pasan los días en la vida de Nicco, hasta que un día, que cenaba con su amigo Gio, conoce a María, una joven Española que llega con su amiga al restaurante donde ellos comían, en el cual no quedaban mesas disponibles, y ellos les ofrecieron un lugar en su mesa.

Así comienza la historia entre Nicco y María, un Italiano y una Española, donde el lenguaje les prohíbe entenderse, pero sin embargo se entienden muy bien. En su afán por entenderse ocurren situaciones muy graciosas, lo cual hace la lectura muy grata.

Crítica

Ese instante de felicidad, es un libro que en sí toma instancias de la vida, por las cuales todos hemos pasado alguna vez, y de no ser así, las pasaremos. Sin embargo, logras sentirte identificado con Nicco y sus reflexiones, aunque a mi parecer, el parecer de Nicco era muy “sensible”. No se si el problema es mio, pero muchas veces su personalidad se me asemejaba mas a una mujer que al pensamiento común de un hombre. Quizás Nicco no era un hombre común, pues el se veía decidido por lo que sentía, aceptaba su pena y no temía mostrarla. Hasta cierto punto es atractivo, pero aveces supera en la lectura.

Otro pequeño detalle fue la temporalidad del relato. En varias ocasiones me pasó, que pensaba que habían pasado sólo unos días, pero en realidad había pasado un mes, o que estaba leyendo algo de un mismo día, pero en realidad no era así. Eso me interrumpía, a veces, la continuidad del relato, y no se si le pasa a todos, pero por lo menos para mi es un poco molesto, y arruina un poco la lectura.

Sin embargo, cuando tienes la historia completa, comprendes la idea de “ese instante de felicidad” al qué se refiere el autor, el porqué Nicco pasó por todo lo que pasó y cómo logra superar la tristeza, que día a día lo invadía. El final, es una mezcla de sentimientos, lo cual da pie a la segunda parte, así que esa mezcla de sentimientos se logra superar jajajaja.

Moccia tiene muchos libros que siguen la misma línea de este, y por ello lo recomiendo, pues no pierde su encanto y eso, se agradece.

Si le doy 2,5 de 5 estrellas es sólo porque los relatos de los recuerdos del protagonista cansan, son muy extensos, y a uno le interesa más lo que esta pasando en el presente. Por lo menos a mi me pasó eso. Y por el detalle de la temporalidad que ya mencioné.

Sigan Revelando mundos!

Lorena Fernanda.