martes, 1 de julio de 2014

Trilogia del asesino I: Aprendiz de asesino


Título original: Assassin's apprentice.
Autora: Robin Hobb
Editorial: Plaza Janés (Penguin Random House)
Empaste: Tapa blanda con solapas.
Páginas: 391.
Continuidad: Asesino real y La búsqueda del asesino.

La lectura de este texto fue posible gracias a la colaboración de Penguin Random House. ¡Gracias!

«Traspié, hijo bastardo del nombre príncipe Hidalgo, es heredero al trono de los Seis Ducados. Después de ser rechazado por su familia es llevado a la corte real, donde crece bajo la tutela del arisco caballerizo de su padre. Todos los miembros de la realiza lo consideran un paria, salvo el taimado rey Artimañas -su abuelo-, quien busca que sea instruido en las artes del asesinato, ya que por sus venas corre la sangre de una Habilidad mágica...
Mientras los bárbaros invasores saquean las costas, Traspié se convierte en un hombre. Pronto deberá enfrentar su primera misión, tan peligrosa como desoladora.
Y aunque hay quienes ven en él una amenaza para el trono, quizás posea la fórmula secreta para la supervivencia del reino».

Robbin Hoob -heterónimo de Margaret Ogden- nos presenta una novela adictiva, en donde los problemas de tipo políticos se solucionan -en algunos casos- a través del asesinato y con la utilización de extrañas habilidades. Intriga, heroísmo, traición, asesinatos, extrañas habilidades, sucesos inexplicables, todo eso y más encontraremos en esta obra.

Aprendiz de Asesino es la primera entrega de la trilogía -Trilogía del Asesino-. A mi parecer el título de esta obra es el adecuado, sintetiza muy bien el tema central del mismo. El texto nos relata la historia de Traspié Hidalgo Vatídico [me encanta llamarlo así, ¡grande Veraz!], hijo bastardo de Hidalgo, en su preparación en el arte del asesinato diplomático.

El texto está desarrollado en primera persona, en la voz de Trapié. En el transcurso del texto iremos adentrándonos en el desarrollo psicológico de este personaje, su maduración y aprendizaje en distintas artes y en el control de un extraño poder; La Maña.


Esta primera entrega se puede considerar una introducción al mundo Vatídico, por lo mismo su desarrollo es lento, en momentos aburrido. Aprendiz de Asesino cobra sentido pleno en las siguientes entregas Asesino real y La búsqueda del Asesino. Por lo tanto, considero del todo importante no quedarse con la primera impresión que puede entregar el texto considerado aisladamente.

Por último cabe señalar que esta edición de Aprendiz de Asesino es una edición -a mi humilde parecer- muy atractiva. Tiene una portada con relieve que no pasa desapercibido. La portada llama mucho la atención, los colores y las figuras que aparecen en él cobran mucho sentido cuando vas leyendo el texto. A mi parecer es muy acertada la ilustración de la portada. Ahora mi crítica más pesada cae sobre el tamaño del nombre de la Autora. Cuando vi el libro por primera vez, pensé ingenuamente que el texto se llamaba Robin Hoob, me tomó un tiempo darme cuenta que en realidad era el nombre de la autora y que el texto se llamaba de otra manera. Podría haberse utilizado el mismo formato pero invirtiendo el lugar de la autora por el nombre del libro [creo que habría sido muy llamativo].

Por ser un texto introductorio, que por si sólo deja deseando algunas cosas, este texto lo evalúo con 3 estrellas (considerado aisladamente) y 5 estrellas en relación a sus secuelas. Por eso, insisto, lean la trilogía completa ¡Se las recomiendo!

Iván