viernes, 29 de enero de 2016

Landline: Segundas oportunidades


Autor: Rainbow Rowell
Editorial: Alfaguara
N° páginas: 392.
Puntuación: 4/5


La lectura de este libro fue posible gracias a la colaboración de Editorial Penguin Random House.
 

Sinopsis:

Georgie McCool sabe que su relación está en aprietos, lo ha estado por mucho tiempo. Todavía ama a Neal, y él sigue amándola también, profundamente, pero eso casi parece irrelevante ahora. Tal vez siempre fue irrelevante. Dos días antes de la visita que tenían planeada a la familia de Neal para Navidad, Georgie le dice que no podrá ir. Ella es guionista de televisión, y ha surgido un inconveniente en su programa, así que tiene que quedarse en Los Ángeles. Sabe que Neal va a molestarse –siempre está un poco molesto con Georgie- pero no espera que él haga las maletas y se vaya sin ella. Cuando su esposo y los niños salen rumbo al aeropuerto, Georgie se pregunta si finalmente lo logró, si acaba de arruinarlo todo. Esa noche, Georgie descubre una manera se comunicarse con Neal en el pasado. No es viajar en el tiempo exactamente, pero tiene la sensación de que le han dado un oportunidad para arreglar su relación antes siquiera de que empiece… ¿Es eso lo que se supone que haga? ¿O acaso Georgie y Neal estarían mejor si su matrimonio nunca hubiera ocurrido?

Reseña y comentarios:

El libro comienza con la discusión de Georgie, nuestra protagonista, y su esposo, porque ella no podrá viajar y pasar la Navidad con él y su familia. El problema es que al parecer, Georgie, nunca estaba en las ocasiones importantes, o incluso en las mas cotidianas. Desde comienzan los problemas para ella, pues su marido se va con sus hijas y ella queda sola, sintiendo por primera vez el vacío de su familia, lo cual le da la oportunidad de mirar retrospectivamente su vida, con la esperanza de poder ver quién está equivocado y así buscar una solución. Ahora, esta oportunidad que se le presenta a Georgie, es por medio del
teléfono fijo que ella tenía en su habitación cuando aún no se casaba con Neal, una noche en un intento desesperado por hablar con Neal, luego de que éste se fuera a Nebraska con sus hijas, llama a la casa de Neal desde dicho teléfono y, efectivamente, contesta él, pero el Neal del año 1998 (y en el libro están en el 2013) es ahí cuando nuestra protagonista piensa que se está volviendo loca, pero luego piensa que es un teléfono mágico...yo no supe qué pensar en un principio, y realmente en el libro nunca se explica qué es lo que pasa con el teléfono, peeeeeeeeeeero para mi es simplemente una representación de éste volver al pasado y ver qué se hizo mal y desde qué momento las cosas pueden comenzar a arreglarse...aveces es un lugar, aveces es un gesto, y es eso lo que Georgie debe encontrar, algo que la guíe a un “final” diferente al que tiene en la actualidad, sea cual sea.

Desde que leí Eleanor and Park tengo una “obsesión” con los libros de Rowell porque siento que cada libro nuevo que leo de ella me sorprende. Así mismo sucedió con Landline, partiendo del hecho de que no tiene la misma temática que los libros que ya he leído, ni ocupa el mismo tipo de humor, partiendo del hecho de que los protagonistas ya son adultos, de mas de 30 años y que además están casados. De igual forma, como ya dije, este libro logró sorprenderme, sobretodo por la fluidez de su escritura, me pasó que había llegado a la página 200 y sin darme cuenta ya iba en la 260 (terminé este libro a las 5 am xD) incluso revisé que no me había saltado algún capítulo jajaja, pero es sólo que en cierto punto el libro te atrapa tanto que solo lees y lees sin parar, y eso me encanta en un libro, el no sentir las páginas. Que la lectura no sea tediosa, hace que el libro gane muchos puntos, sobretodo si dicho avanzar tiene un buen contenido.

Ahora, si bien el libro tiene un supuesto “trasfondo mágico” creo que más allá de eso intenta reafirmar aquellos momentos de nuestras vidas en que nos vemos aproblemados y no sabemos como solucionar las cosas. Muchas veces es importante volver atrás y pensar en qué momento cometimos el error, y por sobretodo, no solo vernos a nosotros mismos, sino ver a quienes nos rodean y la importancia que tienen en nuestras vidas; en este caso a Neal, esposo de Georgie, quien claramente no fue completamente valorado hasta que su matrimonio estaba destinado al fracaso. Siento que la idea de Rowell de representar el “volver sobre los pasos” por medio de un teléfono, claramente representativo de la época a la que la protagonista necesitaba volver, fue espectacular, la analogía, y por sobretodo la desesperación en que se ve encerrada la protagonista y la tranquilidad que siente al ocupar “el teléfono mágico”, es palpable.



La escritura de este libro, hace que el lector se interese por la vida de este matrimonio en peligro, pero a la vez hace que odies a la protagonista (en ciertos momentos) porque el problema es tan claro para uno, y ella sigue encontrando buscando respuestas donde no las hay!! y dan ganas de golpearla jajaja pero lo bueno de todo eso es que, cuando por fin logra ver la luz las cosas no están tan mal y algunas de las decisiones que toma son muy acertadas, aunque uno piensa que va a equivocarse, es un alivio cuando hace las cosas bien. Pero la pregunta permanece ¿logrará arreglar las cosas con su marido? ¿recuperará a su familia? Sólo puedo decir que con los diferentes libros que le leído de Rowell y con los variados finales que plantea, no sabía que esperar del final, solo me aferré a la esperanza, pero a pesar de todo quedé conforme...y bueno, si te gusta Rowell, es un libro que no puedes dejar de leer, pero debes estar abierto a una temática diferente.


Lorena Fernanda