martes, 30 de diciembre de 2014

Una estrella que no se apaga


Título Original: This star won’t go out.
Autores: Esther Earl con Lori y Wayme Earl.
Editorial: Nube de Tinta.
Nº de páginas: 319 págs.
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
A la venta en Chile: Si.

La lectura de este libro fue posible gracias a Penguin Random House.

Sinopsis:
A Esther Earl, una adolescente con un talento y una lucidez excepcionales, se le diagnosticó cáncer de tiroides cuando tenía doce años. Fue una alegre hija, hermana y amiga, positiva y entusiasta; murió en 2010, poco después de cumplir los dieciséis, pero no sin antes inspirar a miles de personas por medio de su creciente presencia en Internet. Sus extraordinarias memorias recogen los diarios, cuentos, cartas y esbozos de Esther; fotografías y escritos de su familia y amigos ayudan a narrar su historia, un testimonio conmovedor sobre el ímpetu de la vida. El autor John Green conoció a Esther en una convención de Harry Potter, y entre ellos nació una profunda amistad. Tan profunda, que el novelista le dedicó su novela Bajo la misma estrella y ha escrito el prólogo a este libro. Desde 2010, Green y sus seguidores celebran el Día de Esther cada 3 de agosto, en el que, a petición de Esther, se expresa el amor hacia amigos, familiares y personas importantes a las que no solemos decir te quiero.



Reseña y Comentarios:
Esther Earl continúa tocando y cambiando las vidas de muchos lectores, quienes aunque quizás no la conocieron en persona o mientras estaba con vida podrán mediante este libro formar una idea bastante concreta de esta chica que es simplemente tremenda.

Aveces como lectores nos cuesta aventurarnos con aquellos libros de los que hemos oído que tienen desenlaces tristes, realistas o poco esperanzadores; pues solemos leer para vivir emociones en realidades distintas a la nuestra, pero en mi opinión cada par de meses siempre es bueno leer alguno de esos libros, ya que sin excepción moverá partes dentro de ti, te hará reflexionar y a cada lector le dejará un algo distinto y único. Con Esther hallarás tristeza en su situación, es verdad, sin embargo no quita el que puedas descubrir cualidades de ella (como en todas las personas a las que tienes la posibilidad de conocer) a las que admirar; por ejemplo su fortaleza para seguir adelante con optimismo (para disfrutar con su familia pese a los tratamientos y malos pronósticos sobre su salud), perseverancia, alegría, humor, amor, madurez, la lista continúa.
Espero que cuando leas este libro u otro de “aquellos” similar te inspire e impulse a mejorar tu vida, a recordar lo que es importante para ti, a demostrar cuanto aprecias a tus seres queridos, a mejorar el mundo! (anda que con voluntad puedes lograr todo :D). Las vidas de quienes nos dejan están para hacernos crecer, así que te aliento a que te arriesgues y tal como John Green plasmó en su libro “El dolor demanda ser sentido pero la vida también demanda ser vivida”.


Los padres de Esther cumplieron su sueño de ser escritora, publicando este libro con parte de lo que escribía desde muy joven.

Puntuación: 4 de 5 estrellas fugaces (sólo porque es agridulce de leer). De todas formas son infinitas las reflexiones con las que puedes llenar tu corazón.

 Ale