viernes, 23 de enero de 2015

El teorema de Katherine


Título original: An abundance of Katherines.
Autor: John Green.
Editorial: Nube de tinta. PRH.
Empaste: Tapa blanda con solapas.
Puntuación: 5/5.

La lectura de este libro fue posible gracias a la colaboración de Peguin Random House.

Sinopsis

Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherines, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje.

Crítica

Nuestro protagonista es Colin, y él es un niño prodigio, es lo primero que debemos saber, por lo que su vida es bastante estructurada, y no muy sociable aparte de las 19 Katherines con las que ha salido a lo largo de su vida. No me pregunten porqué han sido sólo Katherines, pues no tiene ninguna explicación...lógica...más allá de que Colin, aveces, se muy obsesivo. En fin, como pudimos ver en la reseña, la última Katherine parte el corazón de nuestro protagonista, y es en esas circunstancias, junto con el viaje que decide hacer con su amigo Hassan, que se le ocurre que puede existir alguna fórmula matemática que explique su teoría de los dejadores y los dejados.

Unamos esto a la idea de Colin de que no le basta con ser un niño prodigio, el quiere ser un genio, crear algo por lo cual sea reconocido...en sus palabras, el quiere importar. No quiere ser sólo un niño que aprendió a leer a los 2 años y que puede memorizar todo...no, el quiere resaltar, ser recordado. Por ello gran parte del libro nos pasamos viendo como Colin lucha con esta fórmula que en teoría podría predecir el desenlace de una relación amorosa, estableciendo quién deja a quien y en cuánto tiempo... muy interesante y complejo por lo demás...¿se imaginan pudiéramos saber eso, con solo resolver un ejercicio matemático? (claro que en mi caso deberían resolverlo por mi dado que las matemáticas arrancan de mi... o más bien yo de ellas...)


En este viaje con Hassan, entra en nuestra historia otro personaje, Lindsey, y con ella formamos el común triángulo de amistad infaltable en las novelas de John Green...y no lo digo como algo negativo...claramente ella le da otro toque a la historia :)

Gutshot Tennessee


Debo decir que después de Bajo la misma estrella, El teorema de Katherine es el segundo mejor libro que leo de Green...no quiero desmerecer Ciudades de papel ni Buscando Alaska, pero debo ser sincera...con este libro volé en su lectura tanto como con BLME, lo cual no me pasó con los anteriormente nombrados. Ahora, tienen que saber que la historia no se parece en nada a BLME, ni por un segundo, pero es muy entretenida, con un humor muy especial, liviana, poco compleja...en realidad me encantó cada aspecto de ella.

Esta novela cuenta con muchos pie de página, y la verdad es que los agradezco, porque de cierta forma es como si Green/Colin estuviera hablándole directamente al lector, más que sólo aclarando algo, lo cual es un detalle muy personal... no pueden dejar pasar ningún pie de página, pues son tan entretenidos como la misma historia. Así también hay referencia a muchos idiomas, incluso griego! Lo encontré un buen detalle...además de datos frikis que a aveces uno se pregunta pero en realidad no les da mucha importancia...

Incluso, hasta con las notas de agradecimiento me reí...no suelo leerlas, pero esta vez que lo hice, realmente me sacaron sonrisas, y pienso que es un muy buen detalle del autor. Y no puedo dejar de lado un detalle, que encontré muy tierno, y no se si habrá sido con intensión, pero en una parte de habla de los infinitos, en modo “echaba de menos sus infinitos” y el extracto me llevó inmediatamente a BLME...como dije no se si habrá sido intencionado de Green, pero fue...un momento BLME para mi hahahaah.

Bueno, como todo libro de John Green, al final nos encontramos con una reflexión de lo que ha aprendido nuestro protagonista, y la de este libro no deja de ser menor...nos habla del futuro y de qué cosas son realmente importantes... un algunos ámbitos el final es un tanto predecible, para el lector, pero no afecta a la lectura, hasta cierto punto uno pide que suceda luego; así como también hay cosas que sorprenden. Hay personajes a los que uno realmente los aprecia, y otros a los que hay que golpear...pero que en el fondo no son tan relevantes, solo unas piedrecillas en el camino que se pueden patear y nadie las va a extrañar jajajjajaj...

100% recomendado...les aseguro que aún cuando lo califico como el segundo mejor libro después de BLME, con este libro no van a llorar. 


Lorena Fernanda